martes, 22 de febrero de 2011

BERENJENAS RELLENAS






Tenía muchas ganas de preparar esta receta y ahora que ya la he preparado pienso ¿porqué no la habré hecho antes? El resultado es espectacular (aunque quizás esta foto no le haga justícia). Pero cuando la probé ... fué cómo un gran regalo para el paladar, sencillamente delicioso. Tenéis que probarlas y ya me contaréis.

Nota: (No os asustéis por ver mucha letra, mucha explicación, sólo intento explicarlo lo mejor posible, con todo detalle, para que sea lo más claro e inteligible posible).

Para realizar estas ricas berenjenas rellenas me estuve asesorando en la web de Javi Recetas: http://www.javirecetas.com/. Y a falta de algún ingrediente y sustituyendo algún otro, finalmente hice mi propia versión:  

Aquí os lo detallo:

Ingredientes para 2 personas:
  • 2 berenjenas hermosas
  • 1 butifarra grande (con pimienta mejor)
  • 4 champiñones grandes
  • 1 cebolla mediana
  • 2 tomates maduros
  • Queso emmental rallado
  • Aceite de Oliva
  • Sal
  • Bechamel:
    • 50 gr mantequilla
    • 50 gr harina tamizada
    • 500 gr de leche
    • sal
    • nuez moscada
Elaboración:

Calentar el horno a 180ºC.

Cortar las berenjenas por la mitad (a lo largo) y hacerle unos cortes en forma de cruz (xxx) en la carne sin llegar a la piel. Colocar las 4 mitades en la bandeja del horno, salar y regar con un buen chorro de aceite de oliva. Hornear durante 1/2 hora y luego reservar fuera del horno.

Cuando están las berenjenas en el horno preparamos el relleno:

Hacemos un fino corte justo en la piel de la butifarra para separar la piel de la carne. La piel la desechamos y picamos la carne de la butifarra con un buen cuchillo afilado. Puede que cueste, no es problema, no pasa nada. Ponemos la carne en una sartén con un poco de aceite (que cubra la base) y la doramos a fuego medio. Vamos removiendo con un tenedor o una pala de madera para que se vaya separando y se quede lo mejor "picada" posible. Si quedan trozos desiguales no es problema, tiene solución. Una vez dorada la carne la ponemos en el vaso de la picadora y la picamos. Una vez cocinada es más fácil picar uniforme y finamente. Reservar.

Picar la cebolla en cubitos muy pequeñitos, bien fina, y poner a pochar a fuego lento en la misma sartén que doramos la butifarra con el aceite que ha sobrado (le dará muy buen sabor), quizás tengamos que añadir algo más de aceite.

Mientras se sofríe la cebolla (unos 10-15 minutos), pelamos los tomates, les quitamos las semillas y los cortamos en cubitos. Añadir éstos a la cebolla y sofreír a fuego lento unos 10 minutos.

Mientras el tomate va haciendo chup-chup, limpiamos los champiñones, los cortamos en láminas y éstas en tiritas. Añadimos los champis al sofrito y se rehoga 10 minutos más a fuego lento.

Ahora añadimos la carne picada de la butifarra y rehogamos 5 minutos más.

Es el momento de vaciar las berenjenas, con ayuda de un chuchillo o un sacabolas o una cuchara, con mucho cuidado de no cortar la piel. Picar la carne de la berenjena con un cuchillo y añadir a la farsa (relleno). Mezclar todos los ingredientes, rectificar de sal y cocinar a fuego lento 2-3 minutos más y reservar.

Preparamos la bechamel:

Derretir la mantequilla en una cazuela pequeña. Añadir toda la harina de golpe. Mezclar bien para que se derrita y no se formen grumos. Añadir poco a poco la leche caliente o tibia. Remover, echar sal y una pizca de nuez moscada y dejar cocer mínimo 10 minutos.

Montaje:

Quitar el exceso de aceite de la farsa (relleno) con ayuda de un colador grande. Rellenar las bases de las berenjenas con esta farsa. Cubrir de bechamel y posteriormente con queso emmental rallado. (En la foto veréis una con queso rallado (más doradita) y la otra sin queso).

Colocar la bandeja del horno con las berenjenas rellenas por encima de media altura y hornear 5 minutos a 180ºC. Luego gratinar 4-5 minutos más controlando cómo se van dorando.

Et voilà! Ya podemos emplatar y servir.

¡Que aproveche!


Trucos y secretos:
  • Picar la cebolla a mano con un cuchillo da mejor resultado que picarla con la picadora. Picando la cebolla a mano estará más jugosa pues si la picamos en la picadora soltará su propia agua en ese momento y puede quemarse con más facilidad cuando la cocinemos.
  • Se puede pelar el tomate metiéndolo casi 1 minuto en agua hirviendo con un corte en la piel en forma de cruz. Luego será muy fácil pelarlo. Pero para sólo 2 tomates se puede pelar con un cuchillo pelador bien afilado.
  • El secreto de muchas recetas es el sofrito. Y el secreto de todo sofrito es no tener prisa, tomarse el tiempo necesario; pochar la cebolla a fuego lento, el tiempo necesario, añadir el tomate (natural si puede ser) y rehogar con tiempo, a fuego lento, y sin prisas.

8 comentarios:

  1. Esas berenjenas buenas....!!
    Las voy hacer para el domingo y el lunes me traeré el tupper al trabajo, así me das el visto bueno.... ;-))

    ResponderEliminar
  2. Que buena pinta Belén. Sencillo, sencillo.

    ResponderEliminar
  3. Muy bien Susi. Seguro que te salen de rechupete :P

    ResponderEliminar
  4. Les albergínies farcides de carn són tot un clàssic que no passarà mai de moda. Tenen l'èxit assegurat! I amb el puntet gratinat, es veuen delicioses ;)

    ResponderEliminar
  5. Tens raó Gemma. I la butifarra els hi dona un toc molt bó realment. Gràcies.

    ResponderEliminar
  6. Hola guapa tu

    jo les faig quasi igual que tu, com que donen una mica de feina, sempre en faig de més i les congelo,..no se si tu has provat de fer-ho, però un dia que arribes tard de la feina, al forn, plis plas, i el dinar a taula,

    mil petonets Susanna

    ResponderEliminar
  7. Hola Susanna,
    Molt bona idea això de congelar-les, no ho havia provat. M'ho apunto. Moltes gràcies.
    Petonets.

    ResponderEliminar

També et pot interessar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...